¿Quiénes somos?

La Asociación de Técnicos de la Industria Textil (ATIT) se constituyó el 24 de marzo de 2007. Es una asociación de ámbito estatal, sin ánimo de lucro y que se rige por la vigente Ley de Asociaciones. Pretende aglutinar a todas las personas que ejercen funciones "técnicas" en el sector textil/confección, desde la manufactura de fibras hasta la confección, pasando por la hilatura, tejeduría de calada y punto, telas no tejidas, cuerdas, redes y trenzados; tintorería, estampación y acabados; diseño y confección; tanto de textiles para la indumentaria como para el hogar y textiles de uso técnico.Tiene como fines:
►Fomentar la colaboración entre todos los miembros de la Asociación, promover y dar a conocer a los asociados todo lo que les pueda ser profesionalmente útil, o de interés para el desarrollo personal en general, y su dedicación al sector textil/confección en particular.
►Promover la promulgación de normas y disposiciones legales encaminadas a fomentar el desarrollo, investigación y mejora del sector industrial textil/confección.
►Representar, promover y defender los intereses de sus miembros ante las Administraciones del Estado, Autonómicas y Locales, y toda clase de personas, entidades, organismos e instituciones, mediante la realización de todas aquesllas actuaciones que se consideren convenientes, colaborando en todo aquello que le fuere requerido, siempre que no se oponga a sus fines.
Como actividades se realizarán las siguientes:
►Intercambio de informaciones, opiniones y experiencias que afecten a sus miembros, cooperando con otras asociaciones en asuntos de interés común.
►Realización de estudios en materia de promoción y desarrollo de la actividad textil/confección, la participación en la organización, promoción y desarrollo de todo tipo de actividades de formación, difusión (ferias, congresos, seminarios, etc.) relacionados con la actividad sectorial.
►Creación y mantenimiento de una bolsa de trabajo que sea de interés para los asociados.
►Cualquier acción no incluida en las anteriores destinada a la consecución de sus fines y, en general, el desarrollo de las funciones que se consideren necesarias o convenientes para la Asociación o sus miembros.